A partir del año 2020, a raíz de la pandemia de COVID-19, surgieron grandes cambios y desafíos en la educación, los directivos de las instituciones de Educación Básica y Media a nivel nacional tuvieron que implementar medidas para continuar con las actividades entre docentes y estudiantes, con el fin de garantizar la continuidad de los procesos académicos.